28/03/2012

Alojamiento en una familia o una residencia

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

La hora se adelanta, hay más horas de sol, el calor se acerca, en definitiva, el verano está a la vuelta de la esquina y seguro que este año quieres que sea especial y hacer algo diferente. Pues yo te propongo un viaje al extranjero para aprender inglés, francés o alemán. Por las mañanas asistes a clase y conoces a gente nueva, por las tardes puedes disfrutar de tu tiempo libre con tus nuevos amigos mientras participas en un programa de actividades organizados, donde además de divertirte, podrás poner en práctica lo aprendido en clase y aprender nuevas cosas.

Pero elegir un buen curso de verano no es la única parte importante para disfrutar de un verano único, elegir un buen alojamiento también es clave. International Projects ofrece alojamiento con una familia local o en una residencia. Elijas el alojamiento que elijas siempre va a ser una buena opción, ya que nuestras familias tienen varios años de experiencia recibiendo estudiantes extranjeros y son elegidas cuidadosamente, y las residencias también cumplen con los requisitos que exige International Projects para sus estudiantes. Pero lo que yo quiero intentar con esto es ponértelo fácil a la hora de decidirte por un tipo de alojamiento u otro explicándote las ventajas y desventajas desde mi experiencia.

Si tu intención es aprender de forma rápida y con hablantes nativos, entonces el alojamiento ideal para ti es en una familia. Con ellos experimentarás el día a día de su cultura y sus tradiciones. Estarás usando constantemente el idioma ya que por lo general no hablan tu idioma materno. Además ellos son los mejores guías turísticos que podrás tener y podrán enseñarte los rincones más maravillosos de la ciudad e incluso en su tiempo libre puede que te lleven de excursión a conocer otras ciudades. Para alojarte en una familia tienes que ser una persona de mente abierta, tolerante y flexible, ya que cada anfitrión lleva un estilo de vida diferente y reglas diferentes a las que tú conoces y tendrás que adaptarte a ello. Por lo general las familias son bastante amables y siempre están dispuestos a ayudarte y corregirte si cometes errores hablando si tú se lo solicitas.

Si tu intención es ir un poco a tu bola sin dar explicaciones a nadie y sin ningún tipo de obligación, entonces tu alojamiento ideal es una residencia de estudiantes. Aquí también practicarás el idioma constantemente ya que convivirás con otros estudiantes extranjeros y vuestro idioma de comunicación será el que estáis aprendiendo, pero no es lo mismo hablar con un nativo que con otros estudiantes ya que ellos pueden cometer errores y tú también y no os daréis cuenta porque nadie podrá corregiros. Aunque en la residencia eres más independiente también debes cumplir ciertas reglas. Las clases y las actividades extraescolares tienen lugar en la residencia o cerca de ella lo que te permite estar más rodeado por todo lo que ocurre en relación al curso y las actividades extraescolares, además de ahorrarte algún madrugón ya que estarás cerca de la escuela.

Desde mi experiencia puedo decirte que elijas el alojamiento que elijas vas a vivir una experiencia divertida con momentos inolvidables y aprenderás mucho sobre el idioma y la cultura. Y lo más importante es que no tengas miedo a cometer errores hablando el idioma, porque si no no aprenderás y el curso de verano no te habrá servido de nada.