20/12/2011

Celebrar la Navidad en Alemania

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Dentro de poco es navidad y muchas familias aprovechan estas fechas para reunirse y disfrutar de unos días juntos. Pero hoy no quiero hablar de las tradiciones españolas, que ya todos conocemos, sino que me gustaría presentaros cómo se vive la navidad en Alemania, mi país de acogida desde hace varios años.

Para los alemanes, la época navideña comienza realmente con la apertura del mercado de navidad. El mercado de navidad suele comenzar justo un mes antes del día de navidad y concluye el día de navidad. Este mercado consiste en un gran mercadillo en las calles con puestecitos donde se compran adornos de navidad o donde puedes encontrar regalos para la familia y otros puestos donde se puede comer y beber. La bebida típica es el Glühwein, un vino tinto dulce y con especias que se sirve muy caliente, lo que ayuda al cuerpo a soportar las frías temperaturas del invierno. En Alemania, cada ciudad o pueblo cuenta con su mercado de navidad y son punto de encuentro para reunirse con amigos o compañeros de trabajo. Cuando acaba la jornada laboral, los mercadillos de navidad se llenan de gente. A mí personalmente me encantan y cada vez que voy acabo comprando algún adorno navideño y bebiendo Glühwein.

Otra fecha importante que indica que la navidad está cerca, es el Primero de Adviento. Suele ser a finales de noviembre y se cuenta a partir del cuarto domingo antes del 25 de diciembre. La tradición consiste en elaborar un centro de mesa con ramas de abeto, decoración navideña y cuatro velas, las cuales se irán encendiendo una por cada domingo antes de navidad. De aquí también surge la tradición de los calendarios de Adviento. En España los encontramos en los supermercados y cada número tiene dentro una chocolatina. A los alemanes les gusta mucho elaborar sus propios calendarios y hay quien pone dentro chocolatinas o quien elabora cajitas y pone dentro pequeños regalitos. La tradición cuenta que hay que abrir una ventana del calendario al día desde el día 1 de diciembre hasta el 24. Otra tradición típica alemana es el 6 de diciembre, día de San Nicolás y día en que los niños que se han portado bien reciben por la noche chocolatinas dentro de sus zapatos. Este día simboliza que la llegada de Papá Noel está cerca.

En cuanto a decoración está la tradición del árbol de navidad, que aunque muchos crean que proviene de Estados Unidos, es una tradición alemana y cada familia decora su casa con un abeto natural y no artificial, como en muchas casas en España. El abeto es el único árbol que sobrevive al invierno y soporta gran cantidad de nieve es sus ramas, por eso es utilizado desde siglos como el árbol de navidad. En cuanto a dulces típicos navideños podemos encontrar Lebkuchen (pan de especias con forma de galleta), Spekulatios (galletas de mantequilla con formas y motivos que evocan la historia navideña de Nicolás de Bari) y galletas de mantequillas con figuras navideñas, muy populares entre los niños ya que son ellos, con ayuda de los padres, quienes elaboran esas galletas para el día de navidad.

En Alemania el día 24 por la noche es el más esperado por los niños, ya que es el día en que Papá Noel deja sus regalos, y al igual que en España, se realiza una misa a las 12 de la noche. El día 25 es el día en que las familias se reúnen para comer y el plato típico es ganso. El día 26 de diciembre también es festivo y la leyenda cuenta que en ese día las familias vuelven a reunirse para comer las sobras del día anterior.

Como puedes ver, algunas tradiciones son diferentes y otras las hemos adaptado a nuestra cultura. Si te interesa la cultura alemana y te gustaría conocer otras interesantes tradiciones, visita nuestros cursos de alemán en Alemania.