23/02/2017

El viaje de idiomas de Jessica en Exeter

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

El verano pasado Jessica realizó un curso de idiomas durante dos semanas en Exeter para preparar su examen de Trinity y vivir una nueva experiencia personal sumergiéndose en la cultura inglesa. Según Jessica lo que más le gustó de su estancia fueron las clases de inglés, la vida en Exeter y el viaje a la capital británica.

¡Llamada desde Exeter!

Después de escuchar la experiencia de mi mejor amigo en Exeter en su curso con International Projects, he decidido junto a mis padres que este verano voy a aprovechar la oportunidad para realizar un curso de dos semanas en la misma ciudad para mejorar mi inglés.

Al principio no estábamos muy convencidos de si el viaje de idiomas podría resultarme beneficioso, pero tras consultarlo detenidamente, pronto nos dimos cuenta de que era la decisión correcta.

Las clases de preparación al curso de Trinity

Jessica con sus nuevos amigos

Jessi y sus nuevos amigos

Reservé un curso de preparación para los exámenes oficiales de Trinity. Cuando alguien supera el examen de Trinity puede demostrar que tienen un dominio de la lengua inglesa y sus conocimientos se adecúan a lo exigido por esta institución.

Mis clases se llevaban a cabo de lunes a viernes, los sábados y domingos teníamos tiempo libre para hacer excursiones o disfrutar del tiempo libre por nuestra cuenta. En comparación con otros cursos de preparación de Trinity, nosotros teníamos una hora extra de clases cada día.

Los profesores del curso cambiaban cada semana, y por eso a los estudiantes nos resultaba muy interesante ya que veíamos diferentes temas y métodos de enseñanza. Por ejemplo, hablamos de temas culturales como las festividades más importantes, los monumentos más interesantes para ver en Londres. Pero, por supuesto, también nos adentramos en la parte gramatical y lingüística de la lengua inglesa.

Esta manera de enfocar las clases nos ayudó mucho porque al final cada uno de los estudiantes tuvimos que realizar un examen del curso en el que podíamos comprobar todo lo que habíamos aprendido y cual era nuestro nivel de ese momento.

Hablando inglés con los vecinos.

Además de las clases los supervisores nos preparaban cada tarde una actividad diferente. Algunas veces, yo preferí no seguir el programa, y quedé con algunos amigos para descubrir la ciudad de Exeter por nuestra cuenta.

Excursión a Londres: el palacio de Buckingham

El palacio de Buckingham en Londres

Pensaba que de este modo podría mejorar mi inglés poniendo en práctica lo que sabía teniendo contacto directo con la gente de la ciudad. De hecho era casi una obligación hacerlo si por ejemplo querías llamar a un taxi.

Explorando Londres

El fin de semana hicimos una excursión a Londres con nuestros supervisores – ¡la ciudad era impresionante! Primero visitamos los monumentos y lugares de interés más importantes de la ciudad y después nos dieron tiempo para realizar unas compras. Lo que más me gustó fue el Buckingham Palace y Hyde Park, donde nos sentamos a almorzar.

¡Hasta el año que viene!

El último día nos hicieron una fiesta para clausurar el curso. Puesto que el grupo era muy numeroso y habíamos realizado muchas actividades juntos al final teníamos amigos por todo el mundo: Rusia, Grecia, España, Italia, Francia. Todos estábamos tristes en cierto modo y hubo muchas lágrimas en la última fiesta.

Para mí, el curso de idiomas, ha sido un éxito, y por eso ya he reservado mi curso para el año que viene con International Projects. Espero poder volver a coincidir con mucha de las personas que encontré en año pasado, ya que disfrutamos de una experiencia inolvidable y compartimos momentos de juegos, compras, comidas y clases juntos.

Un saludo

Jessi