15/04/2014

Entérate de cómo se celebra la Pascua o la Semana Santa en Alemania

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

HuevoEl tiempo se pasa volando, la semana santa está  a la vuelta de la esquina y para nuestro equipo de IP es increíble darse cuenta,  que el fin de semana pasado, ya se han comenzado nuestros primeros campamentos de idiomas, en Alemania e Inglaterra.

Lo que significa, que justo en este momento nuestros estudiantes en Oberwesel, cerca de Frankfurt,   la están pasando pipa en sus vacaciones. Y para celebrar esta semana santa, nuestros monitores les han preparado una actividad especial. Pero entenderla mejor,  hay que saber, cuáles son las tradiciones de la semana santa en Alemania.

Empecemos contando un poco de lo que  se acostumbra a hacer en este país, un dato curioso,  es que apartir de enero,  en casi todos los supermercados, se pueden encontrar todo tipo de chocolates en forma de huevitos y conejos. Además, en  la calle se pueden ver algunos árboles y flores decorados con huevos de plástico de diferentes colores y  por supuesto, la gente empieza a adornar sus casas y tiendas con flores típicas de la primavera.

Pero lo mejor de todo, es la tradición que tienen de pintar los huevos hervidos y decorarlos con conejos, que son un símbolo de fertilidad desde la antigüedad y representa a la diosa germana “Ostara”, por esta razón, dicha época del año recibe el nombre de “Ostern”.  Así los alemanes se preparan no sólo para recibir la primavera en un ambiente alegre; sino también para celebrar el cambio de estación, sin olvidar, por supuesto,  el aspecto religioso.

Los niños en Alemania adoran la semana santa y esperan siempre con ansiedad a la mañana del domingo de Pascua, en la cual se desarrollan escenas curiosas: en las casas y jardines andan de un lado a otro, niños pequeños excitados, que abren armarios, levantando cojines o mirando detrás de los árboles y debajo de los arbustos. De seguro, os estaráis preguntando ¿por qué? Lo que pasa es que en Alemania, los niños buscan en los lugares más recónditos, los huevos pintados o hechos de chocolate, que durante la noche previa al domingo de Pascua, fueron traídos y escondidos por el conejo de Pascua.

Ahora teneís una idea de lo que harán nuestros estudiantes en Oberwesel en estos días, y si támbien os dio ganas de pintar unos huevitos, aqui les va una guía fácil de cómo hacerlo…

¿Qué necesitáis?:

  • un vaso con agua helada
  • unas gotas de vinagre
  • unas gotas de colorante
  • una cuchara
  • un huevo por supuesto 😉