02/03/2017

La vida con una familia anfitriona

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

tres niñas adolescentes con su familia anfitriona en InglaterraAdemás del alojamiento en residencia de estudiantes, hotel o hostal, Exmouth tiene la posibilidad, al igual que otras ciudades en el Reino Unido, de realizar un curso de idiomas con estancia en familias inglesas. ¿Cuáles son las ventajas de este tipo de estancia? ¿Qué es exactamente lo que se espera? ¿Cómo es un día para un estudiante en una familia? Todas las respuestas a estas y otras preguntas, podrá encontrarlas disponibles aquí.

Viviendo la vida a la “inglesa” muy de cerca.

Vivir con una familia anfitriona en Exmouth, Bournemouth, o en otro de nuestros muchos destinos ofrece un montón de ventajas como por ejemplo: los estudiantes viven más de cerca a realidad cultural del país y la cultura inglesa, no sólo aprenden una lengua sino que se encuentran inmersos de lleno en la atmósfera real y propia de una casa y una familia inglesa. Además el hecho de tener que relacionarse con los miembro de la familia, les obliga en cierto modo a que hablen inglés y que mejoren sus destrezas comunicativas en lengua inglesa. Por supuesto, para ello, los estudiantes deben sentir gusto por otras culturas y sobre todo respeto hacia ellas. Este tipo de estancias refuerzan la confianza del estudiante en sí mismo y permiten su desarrollo personal en la lengua meta, ya que le permite afrontar experiencias directas por el mismo.

Una participante al campamento IP con la madre de su familia anfitriona en InglaterraLa mayoría de nuestros estudiantes llegan a construir una relación auténtica con sus familias anfitrionas e incluso en muchas ocasiones tras su viaje, mantienen el contacto en la lengua meta. Este fue el caso de Stella, Anna y Marleen, tras su experiencia en Exmouth en la familia de Selina y Mark. Ellas tres continúan escribiendo cartas a su familia en inglés después de su experiencia en el curso de idiomas en Inglaterra.

¿Cuál es el criterio que seguimos a la hora de elegir a nuestras familias anfitrionas?

Nuestra empresa se encarga de elegir de manera muy meticulosa a cada familia por adelantado. Cada uno de nuestros destinos tiene un gestor de bienestar del estudiante que se encarga de llevar a cabo esta gran tarea. Para proceder a la elección de la familia se tiene cosas muy en cuenta como la limpieza, la aptitud general, el tamaño de la propiedad y otros aspectos. Por supuesto, también comprobamos los antecedentes penales de los padres de anfitriones. Para nosotros es muy importante la estabilidad y es por ello que solo 10% de nuestras familias es nuevo cada año. Nuestra compañía tiene una larga experiencia en lo que al alojamiento de nuestros estudiantes se refiere y es por ello que siempre cuidamos al máximo que todo esté perfecto para ellos.

Las familias son tan variadas como lo son en Alemania o España. Debido a que las familias no siempre están compuestas por “padre, madre e hijo”. Pueden ser padres solteros, parejas separadas o divorciadas, mixtas o como el modelo tradicional. Nuestras familias anfitrionas son tan diversas como la sociedad en la que vivimos. Sin embargo todos tienen algo en común: harán que se sientan como en su propia casa.

¿Cómo resulta la estancia en familia?

Carta de agradecimiento de dos alumnas de IP a su familia anfitrionaTanto si usted ha elegido un programa con alojamiento en familia como en residencia, el viaje lo hacen todos los estudiantes juntos en bus. Una vez que los estudiantes llegan a su destino, tienen la posibilidad de aprovechar ese mismo día para visitar la ciudad con sus supervisores y conocer un poco el plano general. Por la tarde, aquellos que han elegido el programa de alojamiento en residencia se dirigen allí, y los que han elegido el programa con alojamiento en familia van a su “nueva casa” con los padres que vienen a recogerlos. Una vez en casa, comen todos juntos, se presentan y conocen un poco y la familia le enseña la habitación donde se alojarán durante el curso de idiomas.

El primer día, la familia le muestra al estudiante la manera más rápida y sencilla de llegar al campus. Por lo general, los estudiantes suelen coger el autobús para dirigirse a las clases de idiomas. En el caso de querer ir a pie, el trayecto nunca será mayor a 60 minutos, aunque en la mayoría de las ocasiones no suelen tardar más de 15 ó 20 minutos. Antes de comenzar las clases, las familias le proporcionan desayuno y comida para pasar el día en el colegio y seguir el programa de actividades. Una vez finalizado el programa de actividades de tarde, los estudiantes cogen el bus o van caminando hasta las casas de sus familias de acogida. Si los estudiantes quieren quedarse durante más tiempo en la zona de descanso o IP Ocean con otros estudiantes para pasar un poco el tiempo, siempre pueden comentarlo con sus familias anfitrionas. En algunas ocasiones los estudiantes que se encuentran alojados en familias y que necesitan coger el bus para llegar a sus casas no pueden seguir el programa de actividades de noche debido al horario de transportes. Este tipo de situaciones permite que el estudiante pueda pasar más tiempo con su familia anfitriona, formar parte de ella como un miembro más y sumergirse en la cultura inglesa compartiendo experiencias. Sin lugar a dudas, el alojamiento en familia es más recomendable para aquellos que quieran seguir un programa de inmersión lingüística más intenso.